Francia

¿Cómo se crea la emoción?

Francisco Leonarte
martes, 25 de junio de 2024
Michieletto, Don Quichotte © 2024 by Émilie Brouchon / OnP Michieletto, Don Quichotte © 2024 by Émilie Brouchon / OnP
París, sábado, 8 de junio de 2024. Opéra National de Paris (sala Bastille). Don Quichotte, comédie héroïque en cinq actes. Música de Jules Massenet. Libreto de Henri Cain inspirado en Jacques Le Lorrain y Miguel de Cervantes. Dirección escénica, Damiano Michieletto. Escenografía, Paolo Fantin. Trajes, Agostino Cavalca. Luces, Alessandro Carletti. Video, Roland Horvath/rocafilm. Coreografía, Thomas Wilheim. Con Gâbor Bretz (Don Quichotte), Étienne Dupuis (Sancho), Gaëlle Arquez (Dulcinée), Emy Gazeilles (Pedro), Marine Chagnon (Garcias), Samy Camps (Rodriguez), Nicholas Jones (Juan), Young-Woo Kim y Hyunsik Zee (deux serviteurs), Nicolas Jean-Brianchon (chef des bandits), Pierre André, Bastien Darmon, Gabriel Paratian y Joan Payet (Quatre bandits). Orquesta y Coros de l'Opéra National de Paris. Dirección del coro, Ching-Lien Wu. Dirección musical, Patrick Fournillier
0,0003468

Servidor de ustedes se pasa toda la primera parte (Actos I a III) preguntándose qué diantres hace sentado en esa butaca intentando escuchar algo que no le engancha por ningún lado. El libreto parece flojo-flojísimo, el humor socarrón de Cervantes convertido en bromitas tontorronas o en sirope de uva. La música parece entre las menos inspiradas de todo el catálogo massenetiano, lastrada por las beaterías que Cain no deja de insuflar a sus personajes (algo así como en la fallida Grisélidis).

El (supuestamente) especialista Patrick Fourmillier toca todo a machamartillo con una orquesta demasiado grande, de suerte que los cantantes han de hacer esfuerzos ímprobos para hacerse entender (hasta Dupuis, que en otras ocasiones nos ha impresionado por su perfecta dicción, parece poco inteligible), perdiéndose las voces en cuanto dejan de mirar al público.

‘Don Quichotte’ de Massenet. Dirección musical, Patrick Fournillier. Dirección escénica, Damiano Michieletto. París, Opéra National, junio de 2024. © 2024 by Émilie Brouchon / OnP.‘Don Quichotte’ de Massenet. Dirección musical, Patrick Fournillier. Dirección escénica, Damiano Michieletto. París, Opéra National, junio de 2024. © 2024 by Émilie Brouchon / OnP.

La puesta en escena, a pesar de ciertas soluciones ingeniosas, desvirtúa todo el españolismo de la partitura trasladando la acción a un college británico... Y quien esto escribe se aburre como una ostra... Hasta el hermoso interludio del acto II suena banal y tosco. 

Pero bueno, nos quedamos a la segunda parte porque hay que quedarse. El bajo, Gabor Bretz, es muy bueno, con una comodidad pasmosa en toda la tesitura, una voz carnosa, una dicción francesa muy aceptable, un buen fraseo... Étienne Dupuis es uno de los grandes barítonos de su generación, timbre hermoso, fraseo noble (tal vez demasiado noble para Sancho Panza), volumen... Y Gaëlle Arquez parece muy a gusto en su papel. Se escucha bien su bonito color, su elegancia, su impostación natural, su buena inteligibilidad... Los comprimarios también están muy bien, a empezar por el chulito, Nicholas Jones, joven tenor al que habrá que seguir porque promete. 

Y en la segunda parte...

Y en la segunda parte, no sabe uno por qué, de repente, viene el dúo entre Dulcinée y Don Quichotte, y luego la diatriba de Sancho, y la emoción sube, sube, y las lágrimas vienen sin saber muy bien cómo...

‘Don Quichotte’ de Massenet. Dirección musical, Patrick Fournillier. Dirección escénica, Damiano Michieletto. París, Opéra National, junio de 2024. © 2024 by Émilie Brouchon / OnP.‘Don Quichotte’ de Massenet. Dirección musical, Patrick Fournillier. Dirección escénica, Damiano Michieletto. París, Opéra National, junio de 2024. © 2024 by Émilie Brouchon / OnP.

Arquez es toda sinceridad y delicadeza, entre otras cosas porque la orquesta se lo permite, convirtiéndose en un suave manto sobre el que la voz se posa.

Y uno de repente comprende el libreto. No se trata de Dulcinea, la moza de pueblo que el Quijote toma por su señora a falta de tener mejor modelo. Se trata de Dulcinée, un trasunto de la cortesana de lujo francesa del 1900, una figura bien conocida por el público de la época, presente a lo largo de toda la literatura del siglo XIX y principios del XX.

En realidad el libreto de Cain piensa más en El idiota de Dostoyevski (figura, ésta sí, crística que es capaz de cometer la «idiotez» de casarse con una cortesana), que en el Don Quijote cervantino (figura idealista pero no crística que poco piensa en el sexo y desde luego no en realmente casarse). Y en esa clave, el libreto de Cain es hermoso, aunque Michieletto, al transponer la obra a los años 1950 no nos ayude realmente a captar la clave...

‘Don Quichotte’ de Massenet. Dirección musical, Patrick Fournillier. Dirección escénica, Damiano Michieletto. París, Opéra National, junio de 2024. © 2024 by Émilie Brouchon / OnP.‘Don Quichotte’ de Massenet. Dirección musical, Patrick Fournillier. Dirección escénica, Damiano Michieletto. París, Opéra National, junio de 2024. © 2024 by Émilie Brouchon / OnP.

Cuando Dupuis interpela a la multitud, con esa verdad en la voz y en la actitud, de nuevo suben la emoción y las lágrimas. Sí, obra hermosísima este Don Quichotte.

A partir de ahí la representación ya no decaerá, y el final será de nuevo muy emocionante. La sala está llena a un 90 por cien. Y muy contento de haber estado allí. Yo vuelvo en cuatro días. 

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.