Una jirafa en Copenhague

Entrevista intrapersonal confrontada: Omar Jerez con Alejandra Beigbedere

Omar Jerez
miércoles, 26 de junio de 2024
Sobre el lomo de la ballena © 2024 by Con M de Mujer Sobre el lomo de la ballena © 2024 by Con M de Mujer
0,0005806

La escritora Alejandra  Beigbedere ha creado tal impacto entre sus lectores con la obra Sobre el lomo de la ballena que han pedido a la autora que empiece con la segunda parte con la posibilidad de generar una trilogía convirtiéndose en un fenómeno editorial. Cuando tuve el inmenso placer de sumergirme en su obra, pude darme cuenta que estaba ante una escritora con un enorme potencial, con una gran sensibilidad, donde la mezcla de las emociones y la ironía necesarias para la subsistencia de nuestro día a día, eran los ingredientes perfectos de una alquimista de las letras. 

Alejandra Beigbedere. © 2024 by Omar Jerez.Alejandra Beigbedere. © 2024 by Omar Jerez.

Lo digo ahora, y lo diré en el futuro, mi admiración, mi respeto y mi militancia hacia la obra y persona de Alejandra Beigbedere me han transformado en un lector con más criterio y mejor capacidad de elección. Alejandra Beigbedere ha conseguido que Sobre el lomo de la ballena se plantee seriamente para hacer una serie siendo evaluado en estos momentos por uno de las productoras más importantes de Estados Unidos. Todo lo que toca y hace Alejandra Beigbedere  se convierte con carácter inmediato en un éxito absoluto.

Conoced a Alejandra Beigbedere, permitiros una asamblea de felicidad con Sobre el lomo de la ballena

Entrevista intrapersonal confrontada: Omar Jerez con Alejandra Beigbedere

Tu libro narra la historia de Ana, una joven que experimenta una profunda crisis de identidad y se decide a hacer un viaje a México. ¿Qué te inspiró a escribir sobre un viaje tan transformador?

 Siempre me ha fascinado cómo los momentos de crisis, pueden llevarnos a descubrir aspectos de nosotros mismos que desconocíamos. El entorno cerrado de un avión, con sus largas horas y la imposibilidad de escapar, me pareció el escenario perfecto para que Ana enfrentara sus miedos y dudas más profundas. Además, quería explorar cómo la interacción con desconocidos y el acto de escribir a una amiga íntima, podían catalizar este proceso de autoconocimiento.

En Sobre el lomo de la ballena, Ana escribe a su amiga y tiene un interesante compañero de viaje. ¿Qué papel juegan estos elementos en su transformación?

La correspondencia con su amiga le permite a Ana reflexionar y verbalizar sus pensamientos y sentimientos de una manera más profunda y honesta. Es un diálogo íntimo que la ayuda a clarificar su mente y corazón.

El compañero de viaje, hace de espejo, actúa como un reflejo y un catalizador. Es alguien que, con sus propias historias y perspectivas, desafía a Ana a cuestionar sus creencias y a mirar su vida desde ángulos nuevos. Es en estos intercambios donde Ana comienza a ver la posibilidad de la magia de la transformación, incluso en un lugar tan inesperado como un avión.

La idea de un cambio cuántico suena casi mágico. ¿Puedes hablarnos más sobre cómo abordas este concepto en la novela?

El concepto de cambio cuántico, se refiere a una transformación profunda y repentina, una especie de salto en la percepción y en la conciencia. En la novela, esto ocurre cuando Ana, sumida en su crisis, llega a un punto de saturación emocional y mental. Es en ese momento de vulnerabilidad extrema, cuando se abre a nuevas posibilidades y percepciones. Aunque puede parecer mágico, es un proceso muy humano y real. A veces, basta con una conversación significativa, una reflexión profunda o incluso un momento de silencio para que ocurra una verdadera metamorfosis.

El humor también juega un papel en tu libro. ¿Cómo logras equilibrar los momentos serios de introspección con el humor?

Creo que el humor es una herramienta poderosa para afrontar las dificultades y las crisis de identidad. En el libro, el humor surge de las interacciones cotidianas, de los malentendidos y de las reflexiones irónicas de Ana sobre su vida. Este equilibrio entre lo serio y lo cómico ayuda a que la historia sea más ligera y accesible, permitiendo al lector conectar con Ana de una manera más humana. Además, el humor es una forma de resiliencia, una manera de encontrar luz incluso en los momentos más oscuros.

¿Qué esperas que los lectores se lleven de Sobre el lomo de la ballena?

Espero que los lectores encuentren en la historia de Ana una inspiración para afrontar sus propias crisis y desafíos con valentía y humor. Quiero que se den cuenta de que la transformación es posible en cualquier momento, siempre y cuando estén dispuestos a mirar dentro de sí mismos y a aceptar el cambio. La vida está llena de sorpresas y oportunidades para crecer, y a veces, como Ana, solo necesitamos un empujón, una conversación o un viaje inesperado para descubrir nuestro verdadero potencial.

Alejandra, en Sobre el lomo de la ballena abordas cómo la sociedad y las creencias familiares pueden limitar nuestro desarrollo. ¿Podrías profundizar en cómo estos factores afectan a Ana y su proceso de transformación?

Por supuesto; Ana, como muchas personas, ha sido moldeada por las expectativas y creencias de su entorno. La sociedad y su familia han impuesto ciertas limitaciones con la intención de protegerla, pero estas restricciones también han sofocado parte de su esencia y potencial. A través de la historia, Ana se da cuenta de cómo estas limitaciones han influido en sus decisiones y en su percepción de sí misma. Es durante su viaje y las reflexiones que hace en el avión cuando comienza a cuestionar estas creencias, reconociendo que para desarrollarse plenamente debe desafiar y, en algunos casos, romper con esas barreras.

El miedo a no pertenecer y la herida del rechazo son temas que tocas en tu libro. ¿Cómo pueden estos miedos influir en la vida de una persona como Ana, y cómo puede enfrentarlos?

El miedo a no pertenecer es una fuerza poderosa, porque está profundamente arraigada en nuestra psique como un mecanismo de supervivencia. Para Ana, este miedo se manifiesta en su necesidad de ser aceptada tanto en su entorno profesional como en el familiar. Este temor al rechazo puede paralizar y llevar a las personas a conformarse con roles que no reflejan su verdadero yo. Ana enfrenta este miedo reconociéndolo primero y luego confrontándolo a través de sus interacciones con su compañero de viaje y escribir a su amiga. Entiende que el rechazo, aunque doloroso, no es una sentencia de muerte y que ser fiel a uno mismo es esencial para su bienestar.

La crisis y tocar fondo a menudo se ven como momentos negativos, pero en tu libro parecen ser catalizadores de cambio. ¿Crees que estos momentos difíciles son necesarios para el crecimiento personal?

Absolutamente. Las crisis nos sacuden y nos obligan a reevaluar nuestras vidas de una manera que la rutina diaria no permite. Para Ana, tocar fondo después de la ruptura y dejar su trabajo, fue el impulso necesario para emprender su viaje físico y emocional. Estos momentos difíciles nos desnudan de nuestras pretensiones y nos enfrentan con nuestra vulnerabilidad, lo que, aunque doloroso, puede ser increíblemente liberador y transformador. Es en ese estado de vulnerabilidad que Ana encuentra la fuerza para redefinirse y tomar decisiones que reflejan su verdadero yo.

Para alguien como Ana, que ha sido aceptada y conocida de cierta manera en su entorno, ¿cómo puede superar el miedo a ser diferente y tomar el control de su vida?

Superar ese miedo implica un proceso de autoconocimiento y valentía. Ana debe confrontar sus propios miedos y las expectativas de los demás. A lo largo del vuelo, empieza a aceptar que ser diferente no significa ser menos, sino ser auténtica. Es un proceso gradual de desafiar las etiquetas y roles que otros han impuesto sobre ella y que ella misma ha aceptado. Escribir a su amiga íntima y conversar con su compañero de viaje, le permite explorar y verbalizar estos sentimientos. Ana aprende que la autenticidad puede atraer nuevas conexiones y oportunidades que están más alineadas con quien realmente es. Este proceso de redescubrimiento es doloroso, pero necesario para que pueda vivir una vida plena y satisfactoria.

Alejandra, podríamos decir que Ana, en cierto modo, renace en el avión. ¿Es correcto afirmar esto, y qué partes de la “vieja Ana” la acompañarán en su nueva fase de vida?

Sí, es una metáfora adecuada decir que Ana renace en el avión. Durante ese vuelo, Ana pasa por un proceso de introspección y transformación que la lleva a una versión más auténtica de sí misma. Sin embargo, no se trata de una ruptura total con su pasado. La “vieja Ana” sigue siendo una parte integral de ella; sus experiencias pasadas, sus recuerdos y las lecciones aprendidas continúan siendo valiosas. Lo que cambia es la forma en que ella interpreta y utiliza esas experiencias. En su nueva fase, Ana llevará consigo la sabiduría adquirida, pero ahora con una perspectiva renovada y un sentido más claro de quién es y qué quiere en la vida. Este equilibrio entre el pasado y el presente es lo que la fortalece y le permite avanzar con confianza.

Muchas gracias Alejandra, por compartir tus reflexiones sobre tu novela Sobre el lomo de la ballena.

Gracias a ti, ha sido un placer.

Entrevista Intrapersonal Confrontada (O cómo responder y después preguntar)

Oficialmente el género periodístico que creé en el año 2013 ya es científico y académico por parte del periodista Rubén Villalba Jiménez que presentó su TFG en la Universidad Rey Juan Carlos bajo el amparo de su tutora Marina Santín Durán con una nota media de 9,75 con el título: La autoentrevista como género periodístico: El caso de la Entrevista Intrapersonal Confrontada.

La entrevista es un género periodístico fundamental. De hecho, se podría considerar su piedra angular, porque permite al periodista confirmar, acceder y conocer los hechos de manera directa, sin intermediarios, hablando con la fuente y estableciendo un diálogo con los protagonistas.

Lamentablemente, y salvo honrosísimas excepciones, la entrevista, ese momento excepcional que combina conversación, reto y seducción, se ha convertido en un acto seco, forzado, en el que demasiado a menudo el entrevistado no quiere responder y al entrevistador le da lo mismo que no quiera. El momento sublime que permite al periodista ejercer su derecho a preguntar se transforma en un trámite, una penitencia o directamente un combate tosco y sin ningún vencedor.

En otras ocasiones, los entrevistados han tenido una clase por parte de sus asesores para evitar, rodear o directamente eliminar preguntas incómodas, que suelen ser precisamente las que el periodismo debe y puede hacer. El resultado, nuevamente, queda en un limbo de medias verdades y frases insulsas. Por no hablar de las entrevistas promocionales asociadas a algún producto cultural, tipo cine, literatura y música, donde la superficialidad es tan apabullante que se podrían mantener las preguntas hechas años antes y tendríamos la certeza de encontrar las mismas respuestas.

Ante este panorama, desolador y habitual en demasía, el artista y creador Omar Jerez propone una nueva fórmula, una nueva aproximación al género que exige una complicidad de ambas partes (tomando como inspiración las entrevistas noveladas que hizo durante años Milan Kundera) para generar un contenido atractivo, valiente, que enriquezca al lector y que suponga una aventura donde ni el camino ni el destino queda prefijado.

El nuevo concepto se llama Entrevista Intrapersonal Confrontada, (EIC), y tiene como cimiento inamovible la siguiente premisa: el entrevistado genera un discurso a priori, provocado y sugerido (o no) por el entrevistador, y posteriormente el periodista edita y da forma periodística a ese contenido. Se crea una arcilla pura que será moldeada por las manos expertas del entrevistador, a posteriori.

A continuación se exponen los 10 puntos que definirán cualquier EIC que se haga a partir de ahora, y que creemos supone una innegable revolución en este género. Es tan sencillo como invertir el orden para recuperar la pureza que nunca debió perder.

Decálogo para una Entrevista Intrapersonal Confrontada (EIC)
  1. Cualquier persona, tenga o no relevancia pública, podrá solicitar a un periodista la realización de una EIC. Igualmente, cualquier periodista podrá solicitar la realización de una EIC a cualquier persona o personaje.
  2. Cualquier EIC tiene como base fundamental la relación que se establece entre el periodista y el entrevistado, así como la reinterpretación del concepto de entrevista para el siglo XXI.
  3. Una vez aceptada la realización de la EIC, se propondrá, por cualquiera de las partes, un tema sobre el que girará la narración, así como su extensión. Igualmente podrá ser de libre elección si así se decide de mutuo acuerdo.
  4. El entrevistado construirá libremente una narración sobre la temática escogida, que podrá ser creada en cualquier formato: texto, audio, vídeo, ilustración, así como cualquier combinación entre estos. El periodista no intervendrá nunca en esta parte del proceso.
  5. El periodista recibirá esa narración y a partir de ahí construirá una EIC en la que se compromete a mantener el sentido del texto original, y podrá modificar, eliminar, ampliar o extender la entrevista para tratar de llegar a la naturaleza real del entrevistado. Podrá solicitar más información al entrevistado, así como convertirla a otro formato.
  6. Bajo ningún concepto el periodista podrá utilizar la información en bruto para difamar o menoscabar la figura o reputación del entrevistado.
  7. El periodista deberá entregar una copia de la EIC antes de su difusión al entrevistado para que la confronte y certifique que se ha mantenido el sentido original, no entrando éste en consideraciones de estilo y forma.
  8. El periodista puede declarar la EIC nula si percibe que está falseada o que el entrevistado se aleja del objetivo principal, que es un ejercicio de honestidad consigo mismo.
  9. El espectador, para poder completar la experiencia, debería tener acceso al discurso en bruto enviado por el entrevistado y la EIC  definitiva, para comparar y enriquecer la lectura/visionado/escucha del proceso.
  10. Al contrario que en la entrevista clásica, en cualquier EIC la búsqueda de la verdad queda supeditada a la experiencia compartida, confrontada y colaborativa entre las dos partes.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.