Discos

Manieristas los hubo siempre

Maruxa Baliñas
martes, 1 de julio de 2003
D'India. Madrigali e Canzonette. Sigismondo D'INDIA: Cara mia cetra; Intenerite voi, lagrime mie; Mentre che'l cor; Un dì soletto; Arditi baci miei; Vorrei baciarte, o Filli; Sù sù prendi la cetra; Questa mia aurora; La mia Filli crudel; Odi que Rosignolo; Mormora seco alquanto; Scherniscimi, crudele; Torna il sereno Zefiro; Là tra le selve; Sfere, fermate il giri sonori; Infelice Didone; Piange Madonna; La Virtù. Giovanni-Maria TRABACI, Gagliarda; Partita prima sopra Ruggiero; Partita sesta Cromatica sopra Ruggiero. Ascanio MAYONE, Toccata V per il cimbalo cromatico. Giovanni de MACQUE, Seconda Stravaganza. María Cristina Kiehr, soprano. Concerto Soave. Jean-Marc Aymes, director. Nicolas Bartholomée (Musica Numeris France), dirección artística y toma de sonido. Un disco compacto DDD de 65 minutos grabado en el estudio Tibor Varga de Sion, en diciembre de 2001. Producción de harmonia mundi, 2003. HMC 901774
6,52E-05 Manieristas los hubo siempre, pero personalmente los de los primeros años del siglo XVII y los del cambio del XIX al XX son mis favoritos. Por eso un disco de Sigismondo d'India es siempre bienvenido y acaso no soy imparcial al juzgarlo. En este caso aparecen además como acompañamiento, intercalados en medio de los madrigali de d'India, algunas piezas instrumentales de la misma época firmadas por maestros 'menores' como Giovanni-Maria Trabaci (1575-1647), Ascanio Mayone (1565-1627) y Giovanni de Macque (1548/50-1614, profesor de los dos anteriores y de Carlo Gesualdo, y posiblemente de d'India). Se compone así un disco muy atractivo de escuchar, donde las partes instrumentales sirven como descanso a los madrigales de d'India pero sin llegar a romper la unidad estilística.La interpretación de María Cristina Kiehr, acompañante habitual de Concerto Soave (con quienes ha hecho ya otros tres discos, dos de ellos dedicados a repertorio de esta misma época aproximadamente), es muy correcta técnica y estilísticamente, pero no me acaba de convencer en buena medida por la fragilidad de su voz, sobre todo cuando canta en el registro más agudo o con muchas ornamentaciones, que dota de un carácter 'extraño' a una música ya extraña de por sí. Pero en cualquier caso es una opinión personal que no resta en absoluto valor a su interpretación que está en la línea de su profesor René Jacobs y de los grupos surgidos en los años 80-90.Concerto Soave es un grupo nacido específicamente para dedicarse a esta etapa de la música, los primeros años del Barroco, y se le nota. Su interpretación es muy ligera y con bastante libertad rítmica (uno de los elementos más definitorios de este repertorio pero también de los más difíciles de lograr). Son además buenos acompañantes para Kiehr cuya voz potencian y refuerzan pero sin ejercer ningún dominio.No puedo juzgar en este caso la calidad técnica del disco, que en Harmonia Mundi suele ser muy buena, porque mi ejemplar tiene algunos errores de grabación en los primeros madrigales.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.