España - Andalucía

Intenso Mahler de la Sinfónica de Sevilla

Ismael G. Cabral
miércoles, 25 de junio de 2003
--- ---
Sevilla, sábado, 7 de junio de 2003. Teatro de la Maestranza. G. Mahler: ‘Sinfonía nº 3’. Jadwiga Rappé, contralto. Escolanía de los Palacios. Enrique Cabello, dirección. Coro de la Asociación de Amigos del Teatro de la Maestranza. Valentino Mettí, dirección. Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. John Neschling, director. 13º Concierto de Abono
8,97E-05 Como si de un concierto extraordinario o de una orquesta invitada se tratara; así recibió el público la ejecución de esta Tercera Sinfonía de Gustav Mahler; con aplausos, bravos y gente puesta en pie. No era para menos. Pocas veces un concierto de abono, parece menos rutinario, y en contadas ocasiones, tantos protagonistas como los reunidos aquí, cumplen tan bien su función, que nada desluce en el engranaje.Para muchos, esta Sinfonía de Mahler es la más desconcertante de todas, quizás por su abigarrada sucesión de temas, muchas veces encontrados, tal vez por su profundo carácter programático que la convierten en un desafío a la imaginación de más de hora y media. Los más, le achacan su apreciable felicidad. Allí donde la Octava supera en huestes y en duración a la Tercera, también la vence en dramatismo. Y ya se sabe, que para muchos, la música pasa indefectiblemente por la lagrima y el conflicto.Más no negaremos, que no es sencillo llevar a buen puerto una empresa como la Tercera de Mahler. Precisamente por todo lo anterior, hay que encontrar el punto justo en el que bascule lo alegre y lo, digámoslo así, lírico y meditativo del cuarto movimiento; que contiene un fragmento cantado por la contralto, el coro y la escolanía, del Así hablaba Zarathustra de Nietzche.John Neschling, director brasileño, como curiosidad sobrino nieto de Arnold Schoenberg, se aprestó a dirigir la Sinfonía otorgándole un vigoroso ritmo, y una cohesión interna, que agradece una composición que tiende a la desmesura.No era de extrañar por tanto, que en los momentos en los que la voz hace presencia, la ROSS y Neschling alcanzaran un equilibrio que basculaba entre el reposo y la fluidez. La contralto Jadwiga Rappé, aunque en algunos momentos hubiera precisado una voz más densa, cerró su participación con un timbre de gran amplitud y correcta afinación.Tanto el Coro de la Asociación de Amigos del Teatro de la Maestranza como la Escolanía de la vecina localidad sevillana de Los Palacios, cumplieron con creces su misión, y se ciñeron, sin tiranteces, a su comedida labor. El buen resultado arrojado por todo este conjunto de elementos, favoreció el éxito de uno de los mejores programas de la temporada. John Neschling, se reveló como un director de grandes capacidades expresivas, que habría de volver, y lo haría antes de lo pensado, al podio de la ROSS.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.