Noticias

La Fundación Autor recopila en doce discos la obra del español Antón García Abril

Redacción
jueves, 17 de noviembre de 2005
Antón García Abril © RTVE Antón García Abril © RTVE
0,0001779

El Sello Autor, marca discográfica de la Fundación Autor de la SGAE,  ha reunido en una colección de doce compactos una amplia selección de las grabaciones del compositor español Antón García Abril (Teruel, 1933), uno de los más destacados compositores contemporáneos de España. Este lanzamiento, titulado 'Doce buenas razones para escuchar la música de Antón García Abril', se completa con la publicación del libro Antón García Abril. Un inconformista, del crítico musical Andrés Ruiz Tarazona. A esta iniciativa ha contribuido de forma decisiva el Gobierno de Aragón.

Esta relevante y ambiciosa selección sonora, que sin duda contribuirá a una mayor y merecida difusión de la creación garciabriliana, es un recorrido por su prolijo y emocionante mar sonoro, que incluye canciones, conciertos, obra coral, piezas para piano, guitarra, orquesta, ballet, etcétera.  En el libreto que acompaña la serie de discos, el catedrático Álvaro Zaldívar Gracia ofrece doce buenas razones para recomendar de forma entusiasta su atenta escucha. Entre esa docena de motivos, Zaldívar destaca “la extraordinaria capacidad melódica de su música”, su asombrosa riqueza rítmica –“en todas las partituras del creador turolense el ritmo es omnipresente”-,  el magistral dominio de la armonía, el colorido musical o “la permanente lección formal que nos ofrece”.

La colección se abre con la obra Lurkantak, para coro mixto y orquesta, encargo del Orfeón Donostiarra, a quién está dedicado, y estrenada en 1997. Entre otros títulos incluye El mar de las calmas, Canciones Xacobeas, Cantos de Pleamar, Concierto de la Malvarrosa o Concierto de las Tierras Altas. La relación de intérpretes participantes en esta aventura es extensa e incluye, entre otros, a la London Symphony Orchestra Strings, las orquestas sinfónicas de Galicia, Madrid o Tenerife, el Coro Cervantes o los solistas Asier Polo, Chiky Martín, Leonel Morales o Ernst Kovacik.  Carlos Fernández Aransay, Enrique García Asencio, Luis Antonio García Navarro, Víctor Pablo Pérez, Rafael Frühbeck de Burgos o el propio García Abril son algunos de los directores intervinientes.

Un maestro inconformista

En lugar del típico estudio sobre un músico o su obra, el crítico Andrés Ruiz Tarazona, autor de Antón García Abril. Un inconformista, ha preferido ceder la palabra a quienes han interpretado y ahondado en las partituras del maestro turolense. Los intérpretes que han dado realidad sonora a lo escrito por el compositor son los que opinan en las páginas de un libro que pretende reflejar de forma fiel la importancia del valor y la evolución de su música. El volumen también se nutre de las sustanciosas conversaciones mantenidas por el autor con García Abril. Todo ello para desentrañar la compleja personalidad de un creador extraordinario y dar las claves de su producción artística.

Antón García Abril

Nacido en Teruel el 19 de mayo de 1933, a los trece años ya hizo sus primeros ensayos de composición con piezas dedicadas a su madre. En 1947, Antón se trasladó a Valencia para cursar estudios en el Conservatorio con Pedro Sosa. En 1956 dio brillante fin a sus estudios en el Conservatorio madrileño y obtuvo un accésit al Premio Nacional de Música por una Colección de canciones infantiles.

En 1957 comenzó su actividad docente -faceta que hoy todavía sigue desarrollando-, al tiempo que constituye el Grupo Nueva Música en torno al crítico musical Enrique Franco, y en el que también participaban Luis de Pablo, Moreno Buendía, Barce, Blancafort, Carra, Ember o Cristobal Halftter. Por entonces conoció el Método Dodecafónico y las propuestas compositivas de la Escuela de Viena a través del compositor chileno Gustavo Becerra. Páginas vocales como las escritas por García Abril sobre versos de Alberti, Lorca, Miguel Hernández o Bécquer en los años 60, mostraban a un compositor inserto con naturalidad en la línea de la tradición compositiva española.

La década de los 70, con el acceso a la madurez humana y técnico-musical, supuso la consolidación del estilo garcíabriliano y su imposición como sólido valor en los circuitos concertísticos. A esta época pertenecen sus obras Hemeroscopium, Cadencias, Canciones de Valldemosa, Cántico de La Pietá, Piezas áureas, Concierto aguediano y la cantata Alegrías. En los 80 intensifica el trabajo compositivo destinado a instrumentos: por una parte, las Evocaciones, la Fantasía mediterránea y el Vademécum para guitarra; por otra, la Sonatina del Guadalquivir y la importante colección de los Preludios de Mirambel para piano.

El engarce entre los años ochenta y noventa de Antón García Abril tiene como protagonista la ópera Divinas palabras, cuyo estreno tuvo lugar en 1997 en el Teatro Real con dirección escénica de José Carlos Plaza y dirección musical de Antoni Ros Marbá, y un reparto vocal encabezado por Plácido Domingo e Inmaculada Egido.

Autor incansable, en el nuevo milenio ha continuado con una frenética actividad compositiva. Dos piezas griegas, Concierto de la Malvarrosa, Música para noctámbulos o Cántico de las siete estrellas son algunas de las muchas creaciones que ha dado a luz en este siglo XXI. En la actualidad trabaja en las obras Cuarteto para el nuevo milenio y Escala Peregrina.

Premiado en infinidad de ocasiones, en 2003, con motivo de su setenta cumpleaños recibió numerosos homenajes en todo el país.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.