Estudios sociales

14 artículos en esta sección

El mundo, conmovido, adora ahora a Amanda Gorman

Amanda Gorman © 2017 by Dominio Público / Wikipedia
Amanda Gorman, la mujer que habla en la primera persona del plural, tiene razón: es necesario sanar.O, más correctamente, cada uno de nosotros debe sanar, porque el "nosotros" que crea es, al fin y al cabo, sólo una construcción.

Una minoría ruidosa puede acallar a la mayoría silenciosa

Sven Banisch © 2021 by Max Plank Institut
Si solo cuento, tengo un número, pero ¿con qué comparo ese número?No es fácil afirmar que, por ejemplo, los miembros del grupo populista de derecha son más activos de una manera científicamente limpia, relevante y sin desviaciones.

La cultura en España 2020. Luces y sombras de un estudio diacrónico

Fundación Contemporánea © by FC
No es una encuesta inútil, pues la escasez de estudios de ese tipo así como las carencias de las encuestas del Ministerio de Cultura, otorgan importancia a estudios cuya metodología pueda ser cuestionada, como en este caso.

Pablo Hasél, un rapero atrapado entre la distopía y la espiral de silencio

Pablo Hasél © 2021 by Dominio público / Wikipedia
Las distopías se ubican en ambientes cerrados o claustrofóbicos enmarcados en sistemas seudo-democráticos donde la élite gobernante se cree investida del derecho a invadir todos los ámbitos de la realidad en sus planos físico y virtual, no dudando en restringir los derechos básicos de la ciudadanía y estigmatizar a todos los sectores refractarios a la doctrina oficial del establishment con un anatema recurrente.

Música y política en la URSS poststalinista

Durante la época soviética estalinista y poststalinista, Shostakovich fue el símbolo y el estandarte de la cultura musical rusa hasta el día de su muerte, el día 9 de agosto de 1975.Sobrevivió a los tiempos más oscuros de la historia de la URSS, aguantando fuertes críticas en los años 1936 y 1948, y otras más moderadas desencadenadas por su Sinfonía número 10 (después de Stalin, en 1954), y por su Sinfonía número 13 (en 1962).

Aires grecos

En la década de 1880 Ignacio Zuloaga y Santiago Rusiñol compartían estudio en París.El vasco había presentado algunas obras de El Greco al catalán, quedando este fuertemente impresionado por su espiritualidad, su trazo y melancolía.

Dirigir despeinándose, V (y fin): los despejados

Fueron aquellos escogidos que no buscaban su mejor ángulo en el espejo del camerino momentos antes de caminar hasta el podio;ellos no tejieron tapices de narcisismo, ansiedad e impostura, ni se ahuecaron las canas para multiplicar sus rasgos aguileños;

Dirigir despeinándose, IV. Karajan: Narciso y Eco

Despertar, ducharse y afeitarse de forma meticulosa.Fijar la mirada en el espejo, llevar las manos al cabello y ahuecarlo y moldearlo, observándose.Los ojos que aprecian cada matiz de la propia mirada y siguen cada paso preciso de los dedos moldeando la perfecta melena son acerados, fríos, calculadores.

Dirigir despeinándose, III: los Cuatro Jinetes, II

Trude Fleischmann retrató a Furtwaengler en varias ocasiones, entre 1923 y 1930.Los dos primeros retratos que muestro, realizados con dos años de intervalo, son inquietantemente similares: el gran maestro berlinés mira hacia su derecha, y parece asumir con fría disciplina que debe ser retratado.

Dirigir despeinándose, III: los Cuatro Jinetes, I

Arturo Toscanini y Willem Mengelberg coincidieron un par de temporadas al frente de la Filarmónica de Nueva York, entre 1926 y 1928.No se arreglaban bien.A Toscanini, quien gustaba de proteger su hermoso craneo bajo elegantes sombreros de fieltro, no le gustaba compartir el firmamento con otros astros.
Publicidad