Noticias

Negros nubarrones sobre el futuro de Bayreuth

Juan Carlos Tellechea

jueves, 30 de abril de 2020
Katharina Wagner © 2011 by Breuer-Bild

La directora de los Festivales de Bayreuth, Katharina Wagner, está muy enferma, por largo tiempo no podrá estar al frente de su organización y será sustituida hasta nuevo aviso por el ex director gerente comercial de la empresa, Heinz-Dieter Sense, según un comunicado de prensa oficial de la casa.

No hay por ahora información médica sobre la dolencia que afecta a Wagner, quien momentáneamente no podrá regresar a su oficina, pero al parecer ha sido descartada una afección por COVID-19.

Sense representará a Wagner temporalmente, con el fin de garantizar la capacidad comercial y el funcionamiento de Bayreuther Festspiele GmbH (sociedad de responsabilidad limitada), señala el comunicado. Sense había sido nombrado por el consejo de administración y por la junta de accionistas como tercer director general.

La bisnieta de Richard Wagner (1813-1883) e hija del director del festival Wolfgang Wagner (1919-2010) se había hecho cargo de la gestión del festival en 2008 junto con su hermanastra Eva Wagner-Pasquier (Oberwarmensteinach, Alemania, 1945), pero desde 2015 Katharina Wagner había concentrado enteramente en sus manos el poder sobre la colina verde. En noviembre de 2019 extendió su contrato hasta 2025.

El 2020 no le ha traído mucha suerte a Wagner. Primero tuvo que cancelar su estreno de Lohengrin en Barcelona, debido a la pandemia de coronavirus. Pocas semanas después también el Festival wagneriano de Bayreuth tuvo que cancelar esta temporada por el COVID-19.

Los empleados del festival, a los que se han sumado amigos y admiradores de Wagner de todo el mundo, le desean de todo corazón a la Sra. Wagner mucha fuerza y una pronta recuperación, expresa el anuncio del Festival.

Los nubarrones negros no son nada nuevo en el cielo del Festival de Bayreuth. Son fenómenos sistémicos, no solo por las óperas de Richard Wagner, sino también por los acontecimientos que año a año se desatan en torno a su dinastía: acusaciones de antisemitismo, discordias con sus cantantes y directores, tanto musicales como escénicos, que se marchan hartos del clima interno dando portazos. En fin, todo esto no son más que ronroneos y rugidos secundarios que hacen más llamativo el negocio, y que se suman a los susurros y presagios, la furia y los truenos; esto es, el clima meteorológico-musical de las obras del bisabuelo.

Pero ahora, en un corto lapso se han sucedido acontecimientos que han hecho escorar al Festival de Bayreuth llevándolo a una situación sin precedentes. La edición de este año ha sido cancelada y El anillo del Nibelungo ha sido pospuesto para 2022. En tiempos como los presentes ni la orquesta ni el coro pueden ensayar.

Heinz-Dieter Sense conoce muy bien la casa, fue su gerente entre 2013 y 2016 y trabajó con Katharina Wagner durante ese tiempo, hasta que le sucedió Holger von Berg. Tras prolongar su contrato hasta 2025, la directora, de 41 años, dio a conocer que estaba enferma, algo de lo que casi nadie estaba al tanto hasta entonces, más allá de que se la ve con cierto sobrepeso. El único que se enteró antes que los demás fue Georg von Waldenfels, presidente y tesorero de la Sociedad de Amigos de Bayreuth, la entidad más grande y más antigua que respalda al festival. Waldenfels confirmó a la prensa local que la enfermedad es seria y que la noticia le había sorprendido como a los demás. Los médicos descartan que se trate de una afección por el coronavirus. Muchos se preguntan ya cuál puede ser la dolencia que afecta a Katharina Wagner... ¿cancer tal vez? Ella ya había permanecido ausente de los ensayos que tuvieron lugar a comienzos de abril, cuando todavía no se había decidido la suspensión del programa para 2020. Probablemente el Festival de Bayreuth emitirá un nuevo comunicado de prensa al respecto.

Otra de las cuestiones que se formulan los seguidores de Wagner es la de si con Katharina Wagner terminaría la sucesión familiar al frente del evento, de prolongarse indefinidamente su ausencia y no regresara más a su dirección. Siempre según informaciones de la prensa local, ni Wagner-Pasquier ni su prima Nike Wagner (Überlingen, Suiza, 1945, hija de Wieland Wagner), actualmente directora del Kunstfest Weimar [Festival de Arte de Weimar], más conocido por el nombre de Pèlerinages, estarían dispuestas a sucederla en esa función

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.